Las cintas de poliéster son las más adecuadas para trabajos de exterior, así como soportar grandes cargas de trabajo.

Se fabrican en muchos anchos y colores, pudiendo adaptarse a las necesidades de cada cliente.