Ganchos en forma de S, con uno de los lados semi-cerrado, que sirven principalmente para  unir sujetas dos partes.

Se fabrican en alambre de hierro que posteriormente se lleva a recubrir con un cincado que nos ayuda a retardar notablemente su oxidación.